26 Oct
La carga para los Estados Unidos de la enfermedad de Alzheimer
0 Comentarios | internacional

La carga para los Estados Unidos de la enfermedad de Alzheimer y las demencias relacionadas con esta afección (ADRD, por sus siglas en inglés) se duplicará para el año 2060, según un nuevo estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

El estudio, publicado en línea en la revista Alzheimer’s & Dementia: The Journal of the Alzheimer’s Association, es el primero en hacer proyecciones sobre la enfermedad de Alzheimer por raza y grupo étnico. Los investigadores de los CDC predicen que los hispanos en los Estados Unidos tendrán el mayor aumento proyectado debido al crecimiento de la población durante el periodo de la proyección, aunque debido al tamaño relativo de la población, las personas de raza blanca no hispanas todavía tendrán el mayor número total de casos de la enfermedad de Alzheimer.

La carga de la enfermedad de Alzheimer y las demencias relacionadas con esta afección fue de 5 millones de personas en el 2014, lo cual representa un 1.6 por ciento de la población de los Estados Unidos que fue de 319 millones de personas en ese año. Está proyectado que esta carga aumente a 13.9 millones, casi un 3.3 por ciento de la población en el 2060, que sería de 417 millones de personas.

“Este estudio muestra que a medida que aumente la población en los Estados Unidos, el número de personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer y las demencias relacionadas crecerá, especialmente entre las poblaciones minoritarias”, dijo el director de los CDC Robert R. Redfield, M.D. “El diagnóstico temprano es clave para ayudar a las personas y a sus familias a sobrellevar la pérdida de la memoria, a navegar por el sistema de atención médica y a planificar su atención en el futuro”.

Disparidades raciales en la futura carga de la enfermedad de Alzheimer
La enfermedad de Alzheimer es la quinta causa más frecuente de muerte de personas de 65 años o más en los Estados Unidos. Es un trastorno cerebral progresivo e irreversible que lentamente destruye la memoria y, con el tiempo, la capacidad de una persona de realizar incluso las tareas más sencillas, como bañarse, alimentarse y vestirse.

Los investigadores de los CDC estimaron la cantidad de personas con la enfermedad de Alzheimer por edad, sexo, raza y grupo étnico en el 2014, y en el 2060, con base en proyecciones poblacionales de la Oficina del Censo de los Estados Unidos; también se basaron en porcentajes de los beneficiarios del sistema de pago-por-servicio de Medicare, de 65 años y mayores, con la enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas, obtenidos de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid.

Hallazgos clave
Entre las personas de 65 años y más, los afroamericanos tienen la mayor prevalencia de la enfermedad de Alzheimer y las demencias relacionadas (13.8 por ciento), seguidos por los hispanos (12.2 por ciento), y los blancos no hispanos (10.3 por ciento), los indoamericanos o nativos de Alaska (9.1 por ciento), y los asiáticos y nativos de las islas del Pacífico (8.4 por ciento).

Los investigadores estiman que para el 2060 habrá 3.2 millones de hispanos y 2.2 millones de afroamericanos con la enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas. Los aumentos se deben a que menos personas mueren por otras enfermedades crónicas y los sobrevivientes viven hasta tener una edad avanzada, cuando el riesgo de tener la enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas con ella aumenta.

 

Los que cuidan a las personas con la enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas con esta afección necesitan apoyo
El informe también aborda la necesidad de dar apoyo a los que cuidan a las personas con la enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas, porque un diagnóstico temprano puede ayudar a los que dan los cuidados a planificar para cuando tengan que cuidar a un familiar o amigo, una experiencia que les puede cambiar la vida, y que también puede afectar su salud y bienestar.

“Es importante que las personas que piensen que la pérdida de la memoria está afectando su vida cotidiana hablen de estas preocupaciones con un proveedor de atención médica. Una evaluación y un diagnóstico tempranos son clave para planificar sus necesidades de atención médica, incluidos los servicios y apoyo prolongados, a medida que la enfermedad avanza”, dijo Kevin Matthews, Ph.D., geógrafo de la salud y autor principal del estudio, quien trabaja con la División de Salud de la Población que forma parte del Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud, de los CDC.

Los CDC trabajan para entender y mejorar la vida de las personas con la enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas, así como la de sus familias mediante lo siguiente:

  • Recolección, análisis y difusión de información acerca del deterioro cognitivo y prestación de cuidados a fin de que sirvan de guía para las medidas de salud pública.
  • Impulso a la concientización sobre la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, incluida la importancia de la evaluación y el diagnóstico tempranos.
  • Colaboración con organizaciones socias para la creación, promoción y difusión de estrategias eficaces para la capacitación de los trabajadores de la salud acerca de los signos tempranos de la demencia, teniendo en cuenta las diferencias culturales.

Para obtener más información sobre las actividades de los CDC relacionadas con la enfermedad de Alzheimer y sobre la iniciativa para un cerebro sano Healthy Brain Initiative, visite https://www.cdc.gov/aging/index.html y www.cdc.gov/aging/healthybrain. Para obtener más información sobre el Plan Nacional para Abordar la Enfermedad de Alzheimer, visite https://aspe.hhs.gov/national-plans-address-alzheimers-disease.

 

FUENTE