27 Mar
Sistema de Salud: Donde Estamos y Hacia Donde Vamos
0 Comentarios | paraguay

•Efectos negativos de los aumentos de aranceles introducidos en Estados Unidos y China

•Hay una reducción de la producción industrial mundial y del comercio exterior mundial.

•Entre esos posibles factores están la salida del Reino Unido de la Unión Europea sin que medie un acuerdo y una desaceleración más importante de lo previsto en China.

•Para América Latina se redujo en 0,2 p.p. la perspectiva de crecimiento con respecto al WEO-Oct18.

Si bien se ve una aparente desaceleración en los últimos dos años, esto es más bien una convergencia hacia un crecimiento potencial posiblemente más bajo, lo que nos ocupa, para lo que estamos desarrollando un paquete de acciones con medidas de reformas estructurales que impulsen de vuelta el crecimiento y desarrollo.

Y el desafío del Gobierno Nacional es elevar el ritmo de crecimiento, para lo cual se impulsa un ambicioso plan de inversiones públicas y reformas importantes en educación y salud.

Paraguay mantuvo un ritmo de crecimiento compatible con su potencial productivo. La política macroeconómica ayudó a sostener el crecimiento económico a pesar de la coyuntura externa.

Enfermedades TMNN: neumonía, trastornos neonatales, VIH/SIDA, tuberculosis, deficiencias nutricionales, enfermedades diarreicas, complicaciones por nacimiento prematuro y defectos congénitos, entre otros.

Enfermedades no transmisibles: diabetes, enfermedades cardiovas

culares, neoplasias (tumores), diabetes, enfermedades urogenitales, hematológicas y endocrinas, enfermedades renales crónicas, entre otros.

Lesiones externas: accidentes de tráfico, violencia interpersonal, entre otros.

Mortalidad materna: Las estimaciones apuntan a que la tasa de mortalidad materna cayó de 158 a 132 muertes por 100 000 nacidos vivos entre 2000 y 2015. En comparación con los países de referencia, Paraguay registra la mayor tasa de mortalidad materna.

Países seleccionados de la OCDE versus Paraguay

La mortalidad neonatal, infantil y en la niñez presenta una estrecha relación con la falta de un tratamiento de calidad y cualificado de las enfermedades comunes.

Mortalidad infantil: En 2015, la mortalidad registrada en niños de menos de 1 año y de menos de 5 años fue de 14.2 y 16.4 muertes por 1 000 nacidos vivos respectivamente (MSPBS, 2016).

Países seleccionados de la OCDE versus Paraguay

Nota: El acceso a la atención sanitaria incluye el porcentaje de enfermos o heridos que recibieron atención

sanitaria especializada. La cobertura de aseguramiento sanitario comprende el porcentaje de la población que

dispone de cualquier tipo de seguro médico.

Acá es importante mencionar la situación de las USF, al 2017 el MSPyBS reportó 801 USF a nivel país. Paraguay se ha esforzado en reforzar la atención primaria en salud con la creación de las unidades de salud de familia. La atención primaria en salud en Paraguay se ofrece principalmente a través de las unidades de salud de la familia (USF) y mediante los centros de salud del IPS.

Sin embargo, el proceso de reorganizar el sistema de salud en torno a la atención primaria está todavía en curso y debe acelerarse.

Nota: 1. El índice de acceso y calidad de la atención sanitaria personal (HAQ) proporciona una cuantificación sintética del acceso y calidad de la atención sanitaria personal en una escala de 0 (mínimo) a 100 (máximo). Este índice se basa en tasas de mortalidad normalizadas por riesgo a partir de causas que, con una atención sanitaria de alta calidad, no producirían la muerte.

2. “Mejor posible” representa el máximo grado de acceso y calidad de la atención sanitaria personal alcanzado en un determinado nivel de desarrollo. La diferencia entre el índice HAQ y el nivel “mejor posible” indica cuánto potencial inexplotado existe para mejorar el acceso y la calidad de la atención sanitaria personal habida cuenta de los recursos y estado de desarrollo de un territorio.

El gasto en salud pública se concentra mayormente entre los deciles de ingresos más bajos, los cuatro primeros deciles concentran la mitad del gasto total por este concepto. Este resultado no es sorprendente dado que las familias de menores ingresos tienen mayor probabilidad de utilizar el servicio de salud público.

Sin embargo, el ranking de desarrollo humano de las naciones unidas ubica al país entre los de peor resultado en la región.

Explicación del gráfico: Las barras azules muestran el progreso de Paraguay en una serie de indicadores de ODS entre 2005 (eje 0) y 2015. El eje 100 representa el objetivo de ODS para 2030. Todas las cifras están normalizadas con objeto de permitir una comparación exacta.

La evolución de los resultados clave de salud ha sido dispar. En lo que atañe a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), Paraguay ha avanzado en varios indicadores en las últimas décadas, pero los progresos no siempre se han realizado al ritmo necesario para alcanzar las metas establecidas en los ODS.

Un gasto de bolsillo aceptable no supera el 15% del total del gasto en salud. Varios de los países de la OCDE mantienen un nivel de gasto de bolsillo que no supera el 10% del total del gasto en salud.

Estas cifras son preocupantes, particularmente cuando corresponden íntegramente a gasto directo, ya que no existen copagos en el sistema público asistencial y de la seguridad social.

Cerca de 2/5 del gasto sanitario es financiado directamente por las personas en el momento en que se enferman, teniendo que solventarlo como gasto de bolsillo.

La mayor parte de este gasto corresponde a medicamentos (Bienes médicos) y otra parte a Servicios auxiliares, Otros servicios no especificados y a Atención curativa.


Otra área donde podemos mejorar mucho y que es prioridad del Gobierno Nacional es la salud. Apuntamos a una Salud de Calidad al Alcance de la Gente, lo cual significa un sistema integrado que apunte a un sistema de cobertura universal.

Hoy invertimos mucho en salud, tanto el sector público como el privado, tanto o más que en la región, pero con resultados peores.

Necesitamos cambiar esto, lo que permitirá también fortalecer el capital humano y aprovechar al máximo las capacidades de nuestros compatriotas.

Estos son los compromisos de nuestro Gobierno.

Importante: La seguridad social cubre aproximadamente al 20% de la población, y una serie de planes públicos y privados dispersos proporciona cobertura a otro 8%. El resto de la población tiene acceso al servicio nacional sanitario del Ministerio de Salud.

La fragmentación produce grandes desigualdades en la disponibilidad de recursos y limita la mancomunación de fondos y riesgos. Es preciso emprender un diálogo nacional que determine el rumbo hacia una visión de futuro del sistema de salud.

SISTEMA INTEGRADO DE SALUD –

Inversión en infraestructura para el gerenciamiento de la información

Monitoreo y evaluación para mejorar la eficiencia del gasto.